Blog

Cuidados de la piel tras el verano

CUIDADOS DE LA PIEL CON LA RENTRÉE

IMG_1266

Ya han terminado las vacaciones y los excesos de sol y piscinas… y ahora que por fin nos sentimos tan descansadas y con tan buena cara tras el merecido descanso veraniego…
…oh no! horror! ¿de dónde han salido estas manchas? y ¿por qué se me descama la piel? ¿por qué está seca y a la vez brilla…? No desespereis chicas, las dermatólogas y dermatólogos estamos aquí para ayudaros!!!

shutterstock_155475242

Os voy a explicar lo que ocurre.

El sol posee ciertos efectos antiinflamatorios sobre la piel por lo que durante el verano todas las dermatitis, acné y resto de enfermedades inflamatorias de la piel mejoran y, por lo tanto nos vemos la piel estupenda (además de estar bronceada…).

Sin embargo, tras las vacaciones ocurren dos fenómenos negativos para la piel: 1. El estrés de la vuelta al trabajo 2. La retirada del efecto antiinflamatorio del sol. Estos dos factores sumados a la aparición de manchas por la exposición a los rayos del sol y a la falta de hidratación por el exceso de bronceado obtenemos como resultado un empeoramiento brusco de la piel.

Os voy a dar algunos trucos para contrarrestar todos estos efectos negativos y vuestra piel vuelva a estar maravillosa.

1. Lo primero que debemos hacer: HIDRATAR, HIDRATAR, HIDRATAR

A la hora de hidratarnos debemos utilizar el cosmético mas adecuado a nuestro tipo de piel.

Una buena alternativa para pieles normales y secas son los serum. Los serum son productos que permiten formular con una mayor concentración de principios activos, incluso hasta un 70%, mucho más que las hidratantes normales. Las ampollas son el formato en monodosis de los serum y son las más indicadas para formular principios activos que se oxidan rápidamente como la vitamina C. Las cremas más grasas, con alto contenido en aceites, pueden ayudar en las pieles excesivamente secas aplicándolas sobre el serum, una vez éste se haya absorbido por completo.

Por el contrario, si tu piel es mixta, es decir caracterizada por la presencia de brillo en frente, nariz y mentón junto con piel seca en el área de las mejillas, lo mejor es utilizar cosméticos en forma de emulsión o crema fluida. De forma que no aumente la cantidad de grasa facial pero aporte la hidratación necesaria.

Para las pieles grasas las mejores presentaciones son aquellas en gel o gel-crema, siempre libre de grasas u “oil-free”. Existen ampollas y serum pensados para pieles grasas y son una buena opción para reducir los brillos. (sobretodo si poseen un pequeño porcentaje de hidroxiácidos tipo ácido glicólico o salicílico)

2. Lo segundo que haremos: TRATAR, TRATAR, TRATAR

Según tu edad y necesidades los tratamientos dermatocosméticos son muy variados. Sin embargo os hablaré de la última novedad en cuanto a prevención de envejecimiento.

Este otoño hemos presenciado el lanzamiento de unas nuevas ampollas formuladas con vitamina C al 20% (la concentración más alta del mercado) junto con 5% proteoglicanos (son glicoproteínas que hidratan la piel y eliminan las arrugas superficiales mecánicamente) y 20% SCA (un activo para la regeneración cutánea) que cumplen el triple objetivo de hidratación, prevención del envejecimiento y efecto iluminador y unificador del tono de la piel. La vitamina C es un potente antioxidante que estimula la formación de colágeno y tiene acción blanqueadora e iluminadora entre otros efectos.

También encontramos formulas renovadas y mejoradas que contienen retinaldehído (precursor del ácido retinoico), un activo anti-edad, junto con pretocoferil (precursor fisiológico de la vitamina E) el cual actúa como un potente antioxidante.

3. Lo tercero: CONSEJO ESTÉTICO POR TU DERMATÓLOGO

Los dermatólogos somos los especialistas de la piel y nuestro trabajo no es sólo tratar las enfermedades cutáneas sino tambien cuidar y embellecer la piel.
Nosotros te aconsejaremos qué cosméticos son los más adecuados para ti.
Por otro lado, no debemos olvidar los tratamientos de dermatología estética que son una opción rápida y eficaz para las necesidades de tu piel.

En este sentido, una estupenda opción tras el verano para lucir una piel renovada y luminosa es el peeling químico. Los peeling son exfoliaciones químicas controladas cuyo objetivo es eliminar las capas más superficiales de la piel y aumentar así el recambio celular fisiológico. El tipo de peeling va a depender del tipo de piel y del problema a tratar. Una novedad son los peeling nanotecnológicos con activos liposomados para tratar de modo eficaz los distintos tipos de pigmentaciones en la piel. Por lo tanto, una vez finalizado el verano el peeling se presenta como una alternativa eficaz para tratar el fotoenvejecimiento, las arrugas superficiales o las manchas en la piel entre otros problemas.

Si además, queremos un aporte extra de hidratación podemos recurrir a técnicas como la mesoterapia. Denominamos mesoterapia o “vitaminas” a la infiltración superficial de distintos principios activos para mejorar la calidad de la piel y estimular la creación de colágeno nuevo. El objetivo es la hidratación profunda de la piel, combatiendo la flacidez del tercio inferior de la cara. Existen distintos productos aprobados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) para su inyección en forma de mesoterapia facial como tratamiento y prevención del envejecimiento. Estos productos generalmente poseen distintas combinaciones de vitaminas, minerales y aminoácidos. Para obtener mayor eficacia suelen incorporar ácido hialurónico no reticulado o con una mínima reticulación. En función del tipo de piel y sus necesidades recomendamos un producto u otro. Es importante tener en cuenta que el colágeno nuevo tarda entre uno y dos meses en formarse por lo que se recomiendan entre 2 y 3 sesiones de tratamiento con intervalos de 1 o 2 meses para obtener un resultado óptimo.

4. Cuarto y último, pero no por ello menos importante…: USAR FILTROS SOLARES

La fotoprotección es una actividad preventiva y terapéutica frente al fotoenvejecimiento y el cáncer de piel y debemos usar fotoprotector todo el año. Recientemente han salido al mercado nuevos fotoprotectores con una cobertura más amplia frente a todas las radiaciones UVB, UVA, infrarrojo-A y radiación visible y con moléculas que neutralizan los radicales libres como son los complejos antioxidantes y determinadas vitaminas como la C y la E. En condiciones ideales los fotoprotectores deben proteger frente a la radiación UVB y UVA, ser capaces de estimular sistemas de reparación del ADN y ser seguros para el ser humano.
Y os aseguro que los filtros que tenemos hoy en día son cada vez mejores y con cosméticas tan mejoradas que se pueden utilizar como hidratantes o maquillajes.
Así que ya sabeis… A PONERSE FILTRO!!!!

TUDERMA