Blog

Decálogo para disfrutar del sol de forma saludable

Esta primavera estamos viviendo temperaturas muy altas y ya a las puertas del verano no parece que vaya a cambia, así que  te recordamos unas cuantas claves para disfrutar del sol y el verano con precaución y de forma saludable.

La Dra. Virginia Sánchez advierte que “Hay que diferenciar entre una exposición prudente y una exposición excesiva. El sentido común puede orientar ya que el cuerpo suele avisar cuando se ha recibido demasiada radiación ultravioleta mediante quemaduras solares, manchas o erupciones cutáneas. La consecuencia más grave de una exposición solar intensa y prolongada en el tiempo es el cáncer de piel, sobretodo el melanoma”.

El tiempo de exposición adecuado al sol depende del fototipo de piel  y la intensidad de radiación ultravioleta que haya en cada momento.

La Dra. Sánchez nos ofrece un decálogo de recomendaciones para una protección solar adecuada:

– Emplea fotoprotectores tópicos de buena calidad, con filtros contra las radiaciones ultravioletas A y B y un SPF de 50+, especialmente en verano y sobre todo si tiene la piel clara.

– Aplica el fotoprotector 30 minutos antes de la exposición; recurra inicialmente a un fotoprotector en crema o loción y reserva el gel, el aceite o el spray para las reaplicaciones.

– Repite la aplicación cada 2 horas o inmediatamente si se ha mojado.

– Además de fotoprotectores tópicos puedes recurrir a las presentaciones orales.

– Si recurres a los fotoprotectores orales hay que empezar a tomarlos 2 meses antes de la exposición solar y continúe después, principalmente en los meses de primavera y verano.

– Deben tomarse por la mañana o 2 horas antes de la exposición.

– Los fotoprotectores orales son muy útiles en personas de piel clara o con antecedentes de cáncer de piel.

– Utiliza ropa adecuada a la época del año que cubra la mayor parte de tu piel.

– Elige gafas de sol categoría 3 o 4.

– No olvides la gorra y el sombrero y, siempre que sea posible, disfruta del verano en la sombra o debajo de la sombrilla.

TUDERMA