Como lucir una tez lisa y luminosa
    Piel , Dermocosméticos    0 Comentarios
Como lucir una tez lisa y luminosa

Decimos que una piel parece de porcelana cuando su superficie es lisa (luminosa) y sin alteraciones en la coloración. En términos dermatológicos diríamos que esto se trata de una piel sin imperfecciones. En las capas superficiales hablamos de una piel sin verrugas, manchas, ni venitas rojas. En las capas profundas hablamos de un poro cerrado con una glándula pilosebácea pequeña y sin cicatrices.

La explicación de la luminosidad cutánea es por pura teoría física. Las superficies lisas reflejan la luz de forma “especular” mientras que las rugosas lo hacen de forma “difusa”.  Por este motivo, cuanto más lisa es la superfice de la piel más luminosa aparece.  Por supuesto que existen factores genéticos que condicionan nuestro tipo de piel, pero en el caso del cutis podemos hacer mucho más de lo que pensamos por mejorarlo.

Los principales pasos para conseguir tener una piel de porcelana son:

1. Llevar un estilo de vida saludable: evitar la exposición solar, no fumar, dormir más de 7h al día, y por supuesto no descuidar la alimentación. Ésta debe ser rica en frutas, verduras, legumbres y frutos secos. 

2. Crear un ritual diario fácil de mantener en el tiempo según las posibilidades de cada persona. Es mejor utilizar pocos productos pero de forma constante, que muchos cosméticos durante cortos periodos de tiempo.

3. Limpieza: la más profunda debe realizarse al finalizar el día. Existen diferentes opciones de limpieza, pero la más recomendable para lograr una piel bien limpia y suave al mismo tiempo es la combinación de una crema limpiadora y un tónico hidratante con alantoína y extracto de fucus. De esta forma la piel queda perfectamente limpia e hidratada, al mismo tiempo está preparada para recibir cualquier tratamiento posterior que se desee aplicar. Por la mañana se puede hacer una limpieza rápida con el mismo tónico hidratante .

4. Tratamiento de noche: existen diferentes activos que se encaminan a cerrar el poro, alisar la superficie cutánea y unificar el tono de la piel. Los activos más interesantes para utilizar durante la noche son: ácido glicólico, ácido azelaico, ácido mandélico, ácido salicílico, retinol y vitamina C. La elección del producto de tratamiento depende de las necesidades de la piel y la tolerancia de cada persona. La combinación de cuatro ácidos en textura gel puede obtener resultados espectaculares con muy buena tolerancia. En cualquier caso, la recomendación del dermatólogo y el uso ascendente en las concentraciones de activos es siempre importante.

5. Tratamiento de día: el primer tratamiento debe ser un serum iluminador, hidratante y tensor. El serum debe ser ligero para aplicar inmediatamente después una crema hidratante reparadora o un regenerador intensivo. En casos de exposición solar o si existen manchas en la piel, se recomienda en su lugar una crema hidratante antiedad con FPS 50. Al contrario de lo que se piensa, por las mañanas se aconseja aplicar vitamina C antes de la crema con o sin FPS (efecto antioxidante protector de la piel de las agresiones externas, como el sol o la contaminación).

6. Complemento alimenticio: es aconsejable tomar un suplemento de cápsulas antienvejecimiento y antioxidantes por las mañanas, especialmente en los meses de primavera y verano. Existen algunos activos que han demostrado reducir la incidencia de cáncer de piel y de pigmentación de la piel, como el Polypodium leucotomos y la nicotinamida. Además, previenen el envejecimiento de la piel y el daño cutáneo producido por la radiación ultravioleta.

7. Terapia rotativa: generalmente los tratamientos dirigidos a mejorar la textura de la piel producen gran mejoría al principio de su uso pero con el tiempo deja de notarse el efecto. Por este motivo se aconseja ir cambiando los activos de tratamiento. Los intervalos pueden ser mensuales (un mes seguido cada producto con activos), dejando una semana de descanso entre ambos tratamientos sólo con crema hidratante reparadora. También pueden ser intervalos semanales (por ejemplo una semana de combinación de ácidos seguida de una semana de crema hidratante reparadora seguida de una semana de retinol gel crema y volver a empezar)

Deja un comentario

* Nombre:
* Email: Sin publicar
   Web: Escribe http://http://)
* Comentario
Escribe el código

Acepto el Aviso legal y la Política de privacidad *