Cómo prevenir las manchas solares
    Piel , Dermocosméticos , Nutricosméticos    0 Comentarios
Cómo prevenir las manchas solares

Si proteges tu piel del sol para evitar la aparición de las manchas solares, también la estás protegiendo frente a las arrugas y la dilatación de los poros. Además sin ningún esfuerzo añadido, estás haciendo prevención del CÁNCER DE PIEL.

Los dos tipos de manchas más frecuentes que aparecen tanto en mujeres como en hombres tras la exposición solar: los léntigos solares y el melasma, también llamado cloasma o paño.

  • Los léntigos solares son unas pequeñas manchas redondeadas, con bordes bien definidos y distintos tonos de marrón que aparecen exclusivamente en zonas de exposición solar como la cara, el escote, el dorso de las manos, los brazos y las piernas. Generalmente estas manchas se oscurecen en verano y se aclaran ligeramente en invierno pero no desaparecen de forma espontánea. Por eso el mejor tratamiento para los léntigos solares es su prevención con filtros solares tópicos de SPF 50+ o superior, especialmente en los meses de abril a septiembre, ambos incluidos. Además, es muy útil el uso de sombrero de ala ancha, gafas de sol y sombrilla.Este tipo de mancha no puede tratarse con cremas despigmentantes. Si queremos hacerlas desaparecer tendremos que utilizar métodos más agresivos como el láser o la congelación con nitrógeno líquido.
  • El melasma, cloasma o paño son manchas más grandes, marrones y mal definidas que aparecen principalmente en la frente o de forma simétrica en los pómulos, las mejillas, el labio superior o en los antebrazos. Su causa es principalmente genética y hormonal, ya que pueden aparecer o empeorar en el embarazo, debido a anticonceptivos u otros tratamientos hormonales. Sin embargo, existen otros factores importantes en su aparición como la exposición solar o el estrés emocional. En este casi si que podemos tratarlas con cremas despigmentantes en casa, aunque son más efectivas si son supervisadas por un dermatólogo y se combinan con peelings químicos médicos de forma periódica en la consulta.

    Para evitar la aparición o empeoramiento del melasma, cloasma o paño es necesario utilizar filtros solares tópicos de SPF 50+ o superior todo el año, incluso si no vamos a exponernos a la luz solar. Lo más recomendable es la utilización durante todo el año de cremas hidratantes con filtros máximos, SPF 100.

Posts relacionados

Deja un comentario

* Nombre:
* Email: Sin publicar
   Web: Escribe http://http://)
* Comentario
Escribe el código

Acepto el Aviso legal y la Política de privacidad *