“Tatuajes” con “Henna”… ¿tan inofensivos como creemos?
    Piel    0 Comentarios
“Tatuajes” con “Henna”… ¿tan inofensivos como creemos?

¿Qué es la henna?

La alheña, arjeña​ o henna es un tinte natural de color rojizo que se obtiene de un  triturado de la planta de Lawsonia alba. Se encuentra en Norte de África, la India y el Oriente Medio.

¿Para qué se utiliza?

Durante siglos se ha utilizado para teñir la ropa, y es muy popular en algunos países para dar tono al cabello, uñas y decorar manos y pies. Incluso se considera un rito de belleza que forma parte de muchas fiestas y ceremonias, como las bodas.

El arte figurativo consecuencia de aplicar el tinte sobre la piel no es un verdadero tatuaje, ya que no se inyecta el pigmento bajo la epidermis, como sí ocurre en los verdaderos tatuajes. Esta pigmentación se irá  eliminando de forma natural en unos días gracias al proceso natural de descamación de la piel.

Hoy día la decoración con henna ha invadido lugares turísticos y no es raro verla en muchos, incluso niños, a la vuelta de las vacaciones.

 ¿Existe la Henna negra?

Debéis saber que la henna auténtica nunca es negra, sino que este color resulta de añadir sustancias como PPD (parafenilendiamina).  Se hace para conseguir un resultado más “vistoso”, quizá más parecido a un auténtico “tatuaje”, y también más duradero. 

¿Qué debemos saber sobre la PPD?

El problema de la sustancia PPD es que puede producir reacciones alérgicas sobre la piel con la formación de rojez, ampollas, despigmentación o incluso cicatrices, que pueden ser persistentes.

Además las personas que entran en contacto con PPD pueden quedar sensibilizados permanentemente, es decir, que pueden volver a presentar esos síntomas en contacto con PPD que forme parte de otras sustancias (por ejemplo, tintes de pelo que existen en el mercado…). Otro riesgo a tener en cuenta es que pueden quedar sensibilizados a otras sustancias químicamente parecidas (medicamentos orales, cosméticos, anestésicos inyectados…).

Se sabe que en la henna negra la PPD está a una concentración mucho mayor que en productos comercializados cuyo uso está permitido.

Es muy raro que la henna natural produzca este tipo de reacciones. 

Dermatitis alérgica con formación de ampollas por henna negra

Por ello…

Evitad aquellos “tatuajes” con henna de procedencia o composición dudosa, no apliquéis henna negra sobre la piel, y si presentáis alguna alteración o síntomas en la piel tras su aplicación acudid lo antes posible a un dermatólogo. 

Dra. Beatriz Fleta

Deja un comentario

* Nombre:
* Email: Sin publicar
   Web: Escribe http://http://)
* Comentario
Escribe el código

Acepto el Aviso legal y la Política de privacidad *