Blog

Este invierno cuida bien de tu piel sensible

Cada día son más las personas que consultan al dermatólogo acerca de molestias como enrojecimiento de la piel, ronchas, granitos, sensación de sequedad o tirantez. Estos síntomas son habituales en las pieles sensibles y se pueden producir de forma continua o pueden aparecer de forma ocasional por factores como el estrés, la contaminación, el cambio de clima o el uso de ciertos cosméticos.

La Dra. Virginia Sánchez distingue entre 4 tipos de piel sensible:

Piel sensible con tendencia a cuperosis: se trata de una piel con tendencia a dilatación de los vasos sanguíneos episodios de enrojecimientos bruscos pasajeros y granitos rojos inflamados. En estos casos la piel sensible empeora con la exposición solar, las temperaturas elevadas, el consumo de alcohol o alimentos picantes.

Piel sensible asociada a dermatitis seborreica: existe una ligera descamación y rojeces especialmente alrededor de la boca, en la zona de las cejas y línea de implantación capilar. En ocasiones también se observan alteraciones similares en el cuero cabelludo, produciendo “caspa”.

Piel sensible sobre piel seca o dermatitis atópica: aparece una descamación diferente a la anterior. Al tacto la piel está “rasposa” y con frecuencia se pone roja, sobre todo en los labios, las mejillas y la frente. En estos casos, cualquier crema hidratante que se aplique parece insuficiente.

Piel sensible relacionada con el uso de cosméticos: es la llamada dermatitis de contacto irritativa o alérgica. La causa del problema es el uso de cosméticos que producen irritación o alergia a ciertas personas.

Si te encuentras en cualquiera de estas situaciones es importante que le des a tu piel los cuidados adecuados ya que tu piel necesita más atención que otras. Además estos fríos invernales no ayudan…

Recomendación: Escoge los cosméticos apropiados ya que una mala elección puede exacerbar todavía más los síntomas y causarte molestias mayores.

Es ideal para este tipo de pieles el uso de cremas que no contengan principios activos de tratamiento, fragancias, conservantes ni colorantes.

La Crema Hidratante TUDERMA es ideal para este tipo de pieles ya que es libre de parabenos, contiene fragancia hipoalergénica y su efecto calmante, antiinflamatorio y cicatrizante favorece su cuidado. Esto es gracias a componentes como los que contiene: aloe barbadensis, bisabolol, caléndula, boswellia serrata gum o centella asiática.

Otros cosméticos ideales para utilizar si tienes la piel sensible son por ejemplo el Agua Termal de Uriage, la mascarilla Roseliane antirrojeces. Para la limpieza diaria puedes tratar tu piel con productos como un agua micelar o un gel de ducha calmante.

Este invierno cuida bien de tu piel sensible y seguro que verás resultados.

TUDERMA