Blog

Sexo seguro: Descubriendo al Virus del Papiloma Humano

sexo seguro

Para comenzar con buen pie este nuevo año vamos a hablar de lo maravilloso que es gozar de relaciones sexuales saludables y seguras tanto para nuestro bienestar físico como psíquico. Para ello, es necesario que tengamos información de calidad sobre los riesgos a los que nos exponemos. Debemos conocer cómo prevenir las infecciones y así evitar las alarmas y miedos excesivos que pueden condicionar nuestras relaciones personales.

Hoy vamos a hablar de un virus que es ya conocido por la mayoría, debido a su elevada frecuencia en la población. Se trata del Virus del Papiloma Humano (VPH), cuya incidencia ha ido en aumento de forma muy llamativa en los últimos años, especialmente entre los más jóvenes.

¿QUÉ ES EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO Y QUÉ PROBLEMAS PUEDE GENERAR?

El VPH pertenece una gran familia de virus ya que existen más de 100 tipos de VPH, de los cuales más de 30 se transmiten a través de las relaciones sexuales.

Se estima que entre un 75-80% de la población está infectada con este virus. Sin embargo, no todas las personas que entran en contacto con el virus desarrollan verrugas o condilomas genitales, que es la manifestación más frecuente de este virus. La aparición de estas lesiones y su gravedad dependerá de varios factores como la inmunidad y la cantidad de virus presente en la persona que ha contagiado. Cuando aparecen, los condilomas se reconocen como pequeñas masas milimétricas de piel color marronáceo, únicas o múltiples, que se encuentran en los genitales, el periné o alrededor del ano (y más raramente en la boca).

verrugas genitales-condilomas
verrugas genitales-condilomas

Si padeces o has padecido condilomas o verrugas genitales, debes tener en cuenta que la mayoría de las veces se trata de lesiones benignas y fácilmente tratables por tu dermatólogo. No obstante, también debemos saber que algunos de estos virus tienen capacidad de provocar cáncer en la zona sobre la que asientan (son los denominados virus de alto riesgo). Dentro de este grupo, existen algunos tipos de VPH que son especialmente importantes puesto que tienen capacidad de asentarse sobre el cuello de útero de la mujer y producir cáncer de cuello de útero o de ano-recto muchos años más tarde. Para minimizar este riesgo, basta con que se realicen controles citológicos regulares en mujeres o rectoscopias en personas que ellas o su pareja hayan padecido la infección.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LA INFECCIÓN POR VPH?

Prevenir la infección por el VPH es realmente difícil, por eso se ha extendido tan rápidamente entre la población. Esto ha ocurrido por varios motivos:

1. El virus tiende a infectar toda la zona perineal (pubis, genitales, región anal..), a la que el preservativo no cubre en su totalidad. Sin embargo, su uso sí puede disminuir su riesgo de transmisión.
2. Una persona sin condilomas visibles puede estar infectada y transmitir la infección (portador asintomático). Situación más frecuente que encontramos.

Las buenas noticias son que en los últimos años están disponibles en el mercado dos vacunas contra el VPH. Estas vacunas solo cubren algunos tipos de virus (de alto riesgo), por lo que no nos protegen completamente del contagio.

¿QUÉ HAGO SI SOSPECHO QUE TENGO CONDILOMAS ACUMINADOS?

Si sospechas que tienes condilomas, es importante acudir a tu dermatólogo o ginecólogo para que confirmen el diagnóstico.

Existen varios tratamientos muy eficaces para acabar con los condilomas, aunque la eliminación total del virus de la piel o las mucosas puede ser más lenta, y de ella se encargará tu inmunidad con el paso del tiempo.

Dentro de los tratamientos, los más frecuentes son: la crioterapia con nitrógeno líquido, el láser, la electrocirugía, la crema de imiquimod, de té verde o la podofilotoxina, siendo estos últimos aplicados por el paciente. En ocasiones es necesario combinar varias modalidades de tratamiento.

A pesar de los tratamientos, los primeros 6-12 meses pueden continuar saliendo nuevas verrugas, pero no debes preocuparte. A partir de este tiempo disminuye la frecuencia de aparición.

¿CÓMO PUEDE AFECTAR A MI PAREJA O A MI VIDA SEXUAL?

Es importante que sepas que el estudio de parejas sin síntomas no está aconsejado de forma general. Lo que sí se aconseja es que las mujeres continúen con sus revisiones ginecológicas habituales para prevenir el cáncer de cuello de útero, como hemos mencionado antes.

Estar infectado por el VPH, sea como sea que se manifieste no tiene porqué afectar a nuestra vida sexual. Si mantenemos relaciones sexuales con una única persona y nunca hemos utilizado preservativo con ella, empezar a usarlo tras el diagnóstico no cambia la evolución de la infección.

Sin embargo, si tenemos relaciones sexuales con diferentes personas sí es importante el uso del preservativo. No sólo para disminuir el riesgo de adquirir VPH, sino también otras infecciones de transmisión sexual como el herpes, el HIV, la sífilis, la gonorrea o Clamidia.

¿TIENES DUDAS? PREGUNTA A TU DERMATÓLOGO

Si además de la información que encuentras disponible en la web, tienes dudas de cómo proceder, debes preguntar a tu dermatólogo para que te aclare en lenguaje comprensible todas las dudas que puedas tener.

Las infecciones de transmisión sexual a menudo llevan implícito un componente de miedo o vergüenza que no debe impedirnos expresar con claridad nuestras inquietudes.

Además, hay centros especializados en la Comunidad de Madrid donde encontrarás profesionales especializados en este tema que podrán orientarte en todo lo que necesiteis sin lista de espera. Os adjunto las referencias:

1. UNIDAD DE DERMATOLOGÍA INFECCIOSA Y ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS).

Hospital HM Sanchinarro. C/ Oña, 10.  28050 Madrid. Cita preferente sospechas ETS: 91 756 78 00 (ext 4044)

2. PROGRAMA DE PREVENCIÓN DE SIDA/ETS AYUNTAMIENTO MADRID  C/ Montesa, 22  28006 Madrid  

3. CENTRO SALUD JOVEN. C/ Navas de Tolosa, 10, 2º 28013 Madrid

4. CENTRO SANITARIO SANDOVAL.  C/ Sandoval, 7  28010 Madrid

Esperamos que haya sido de vuestro interés y os ayude a disfrutar más y mejor de vuestras relaciones sexuales.

 

TUDERMA