MESOTERAPIA FACIAL

240,00 


ENVIO GRATUITO A PARTIR DE 60 €

La mesoterapia es un tratamiento consistente en la microinfiltración de vitaminas o ácido hialurónico en las capas más superficiales de la piel.

Con la mesoterapia facial obtenemos, de forma rápida y segura, una hidratación profunda de la piel recuperando la elasticidad y la hidratación que se va perdiendo con el paso de los años. La piel se muestra más tersa, hidratada y luminosa. Además, tras varias sesiones de tratamientos, aumenta la actividad de los fibroblastos, lo cual aporta un aspecto sano, fresco y juvenil.

Consultar disponibilidad

Descripción

Beneficios de la mesoterapia

  • Aumenta la actividad celular y la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico.
  • Mejora la firmeza, el brillo y la hidratación.
  • Reduce las arrugas si se repite el tratamiento con frecuencia.

¿Qué sustancia se utiliza y por qué?
Se utiliza ácido hialurónico mínimamente reticulado o bien una combinación de micronutrientes como vitaminas, aminoácidos, péptidos y minerales.
El ácido hialurónico atrae una importante cantidad de agua a su alrededor y estimula la formación de colágeno y elastina. Además, tiene un gran poder antioxidante bloqueando los radicales libres. Es una sustancia que está presente de forma natural en todos los seres vivos ocupando los espacios existentes entre las células de los tejidos. En la piel se encuentra cerca del 56% de la concentración de ácido hialurónico que poseemos en el cuerpo. Cuando envejecemos, disminuye la cantidad de ácido hialurónico de la piel, así como su peso molecular, de tal modo que ya no conserva el agua, como lo hacía anteriormente. Por eso, en las personas jóvenes cuando pellizcamos la piel, ésta vuelve enseguida a su posición original, mientras que en personas de más edad esta recuperación es más lenta, apareciendo así las arrugas.

¿En qué consiste el tratamiento?
La mesoterapia se puede aplicar en cara, cuello, escote y dorso de manos. El número de sesiones depende del grado de envejecimiento cutáneo, aunque generalmente se realizan 4 sesiones cada 2-4 semanas y posteriormente una sesión de mantenimiento cada 6 meses.

  1. Se aplica una crema anestésica durante 30 minutos.
  2. Se infiltra el ácido hialurónico en la dermis superficial de la zona a tratar mediante una técnica de microinyecciones.
  3. Para finalizar se realiza un masaje en la zona tratada.

El paciente puede maquillarse y volver a su rutina diaria habitual.

TUDERMA