PEELING QUÍMICO

Desde 150,00 


ENVIO GRATUITO A PARTIR DE 60 €

El peeling es un tratamiento sencillo que consiste en renovar las capas más superficiales de la piel, dejándola más luminosa, uniforme y tersa.

Recupera el color homogéneo de la piel, ayuda a cerrar el poro y previene la aparición de arrugas, ya que estimula la formación de colágeno nuevo en la dermis. Además, diversos estudios científicos han demostrado el efecto beneficioso de los peelings médicos en la prevención del cáncer cutáneo, favoreciendo por lo tanto la salud de nuestra piel.

Consultar disponibilidad

Descripción

¿Cuáles son las principales indicaciones?

  • Manchas oscuras
  • Poros abiertos
  • Piel grasa
  • Cicatrices de acné
  • Piel apagada o cetrina
  • Fotoenvejecimiento

¿Qué tipo de sustancias se utilizan?
Para la realización de un peeling disponemos de distintas sustancias químicas que utilizamos a diferentes concentraciones en función del tipo de piel, la zona del cuerpo o la necesidad de cada paciente. Las más frecuentes son el ácido salicílico, el ácido glicólico, el ácido pirúvico, la resorcina y los retinoles. Lo más novedoso es la combinación de varias sustancias en el mismo producto de forma que aumenta la efectividad del peeling a la vez que mejora ampliamente su tolerancia y recuperación.

¿En qué consiste un peeling?
Primero se limpia la piel y protegen las zonas sensibles como los ojos, los surcos nasales y las comisuras. Posteriormente se extiende por la zona a tratar una sustancia desengrasante y a continuación se aplica la sustancia química durante unos minutos. En ocasiones se puede sentir un ligero picor temporal. En los días posteriores la piel se descamará ligeramente, sustituyéndose las capas más superficiales de la piel por otras nuevas. En la mayoría de los casos el paciente puede maquillarse inmediatamente después del tratamiento y continuar con su rutina habitual. La cantidad de peelings que necesita una persona y la frecuencia de realización de los mismos depende de cada caso.

¿Cuáles son los cuidados posteriores?
Lo más importante es evitar la exposición solar durante las semanas posteriores a la realización de un peeling, principalmente los primeros días. Además, se recomienda limpiar la piel con cosméticos de higiene facial suave y posteriormente aplicar cremas hidratantes regeneradoras, sin olvidar el filtro solar 50+SPF todas las mañanas.

Las semanas posteriores a un peeling son un momento ideal para utilizar tratamientos específicos según las necesidades de cada persona, ya que la capa córnea está más fina y la epidermis más receptiva. Se recomienda utilizar cosméticos con principios activos despigmentantes en caso de manchas, vitamina C en caso de piel apagada o glicólico en caso de fotoenvejecimiento.

TUDERMA