Blog

Velamos por tu bienestar: Realiza una revisión de tus lunares tras las vacaciones

Lunares

Revisar tus lunares de manera regular es una práctica esencial para mantener un control sobre la salud de tu piel y puede marcar la diferencia en la detección temprana de posibles afecciones cutáneas potencialmente peligrosas.

Los dermatólogos no solo poseen el conocimiento especializado para evaluar la salud de nuestros lunares, sino que también cuentan con herramientas y tecnologías que les permiten identificar alteraciones que podríamos pasar por alto.

Hablamos con la Dra. Virginia Sánchez sobre los lunares y la importancia de su revisión.

¿Cómo saber si un lunar es malo?

Existe una regla denominada ABCDE que nos ayuda a evaluar cada lunar por separado:
A asimetría (no es ovalado)
B bordes irregulares (los bordes no son redondeados sino que tienen picos)
C colores diferentes dentro del mismo lunar (incluido el blanco)
D diámetro superior a 6mm (lunar grande)
E evolución o cambio: crecimiento, cambio de color, inflamación, picor, ulceración…
Otra regla interesante es la del “patito feo”, es decir, un lunar que es claramente diferente al resto de lunares en la misma persona.

¿Cuándo hay que estar más alerta con los lunares?

  1. Cuando hay antecedentes familiares en primer grado de melanoma (padre, madre, hermanos o hijos)
  2. Cuando hay antecedentes personales de melanoma
  3. Fototipos I-II (piel clara y ojos claros, pelirrojos)
  4. Exposición solar intensa en la infancia especialmente si ha habido quemaduras solares
  5. Exposición solar intensa en la actualidad

¿Deberíamos revisarnos los lunares nosotros mismos?

Muchas veces diagnosticamos un melanoma porque el propio paciente consulta con el dermatólogo porque ha visto un lunar nuevo o un lunar que ha cambiado de repente. Así que sí, deberíamos estar pendientes de nuestros lunares dentro de lo posible y consultar siempre que haya algo raro en un lunar o aparezca algún lunar nuevo.

¿Cada cuánto tiempo hay que ir al dermatólogo?

Una vez al año es suficiente para hacer un seguimiento adecuado. Después del verano los lunares pueden estar más oscuros por la exposición solar y se pueden valorar mejor, pero cualquier época es buena para hacerse la revisión de lunares.

¿Cuándo debería hacerme un seguimiento digital de lunares o un mapa digital de lunares?

En caso de personas con más de 50 lunares está aconsejado un control digital de lunares mediante la dermatoscopia digital. La dermatoscopia digital es una tecnología que permite localizar en el cuerpo los lunares más peligrosos, fotografiarlos y realizar una comparación microscópica de forma anual, así se pueden detectar cambios que el ojo humano todavía no es capaz de ver. La dermatoscopia digital nos sirve para detectar un melanoma de forma precoz.
TUDERMA