De camino al invierno, ¿qué cambios experimenta nuestra piel con el frío?
    Piel , Dermocosméticos    0 Comentarios
De camino al invierno, ¿qué cambios experimenta nuestra piel con el frío?

Cuando comienza el frío la piel se puede volver más seca por el uso de calefacciones y es que la cantidad de agua presente en la epidermis o capa más superficial de la piel puede verse alterada en función de la humedad que haya en el ambiente. Una piel sana, en general no se ve alterada de forma importante por los cambios en la humedad ambiental. Sin embargo, cuando hablamos de personas con tendencia a la xerosis o sequedad de piel, el déficit de humedad ambiental puede agravar su problema. Por este motivo, en regiones con baja humedad o en invierno, debido al uso de calefacciones en los interiores, el ambiente seco puede alterar el equilibrio hídrico de la piel de las personas predispuestas. 

Si no se toman ciertas precauciones y cuidados, el exceso de calor, de sequedad o de frío pueden alterar la calidad de la piel. Esto es debido a la alteración en la composición de agua y grasa de la capa más superficial de la piel: la epidermis. Si ésta se altera la piel queda menos protegida frente a erosiones o infecciones mínimas, y por lo tanto puede estar más sensible hasta que se recupere la composición de la epidermis. 

Por otro lado la sequedad ambiental no obstruye los poros ni influye sobre la secreción sebácea. La secreción sebácea está regulada principalmente por las hormonas de cada persona así como por su tendencia genética.

Deja un comentario

* Nombre:
* Email: Sin publicar
   Web: Escribe http://http://)
* Comentario
Escribe el código

Acepto el Aviso legal y la Política de privacidad *